“La defensa del Gobierno Bolivariano es continuar la lucha por el Socialismo”

Por Gerardo Rojas, @GeRojasP

07 04 2017

En momentos complejos, de incertidumbre, con un escenario a todas luces en contra, nos toca decir que nuestro horizonte es y seguirá siendo el marcado por Chávez en el Golpe de Timón, el socialismo comunal.

32189905106_82126f8256_z

Es evidente que está activo un plan a escala internacional que busca el derrocamiento del Gobierno Revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela, las acciones han arreciado en las últimas semanas, como hemos visto en otras ocasiones será un objetivo de la oposición generar caos, violencia, buscar muertos y sumar calle, sin eso la OEA no les sirve del todo, no porque no quiera (hemos visto estos días cosas que hasta superan la línea de su misma deshonra), lo necesitan para doblar el brazo de algunos apoyos, para que otrxs vean hacia otro lado, como que si no fuera con ellxs y también para abrir cancha a lxs que en este preciso momento declaran que no soportan más esta horrible dictadura.

Y no es que está prohibido disentir, creo que es buen momento para hacerlo pero tensionando desde el proyecto central para el pueblo en combate: la construcción del socialismo. El gobierno y sobre todo el pueblo debe redoblar sus esfuerzos en ese sentido, allí la clave de unidad revolucionaria para la lucha, sin duda, el andar pragmático lejos de dar soluciones reales nos lleva a un callejón sin salida.

Insisto, en momentos complejos se atenta contra el horizonte estratégico con mucha facilidad y nos toca en el marco de distintas tensiones reposicionarlo, no como idea abstracta, consigna hueca tirada a la cámara, no, experiencias existen para evidenciar que es viable (incluso en el peor momento), consolidar, impulsar y multiplicar las experiencias populares de avance para la construcción del autogobierno.

Por ello toca decir con toda claridad que, entre todas las luchas, una clave para el avance es garantizar la coherencia política para el desarrollo del trayecto definido junto a Chávez. Ese camino, en estos momentos, sólo es posible en el marco de la defensa integral del Gobierno Bolivariano.

Sin duda, al enemigo central debemos combatirlo y derrotarlo de mil formas, en la calle, en la plano internacional, en los escenarios institucionales, en el militar, pero sin perder de vista que la defensa es integral y pasa por avanzar en el postulado de que el pueblo sea gobierno, en caso contrario corremos el riesgo de que sólo estemos protegiendo el espacio institucional “formal”, sólo el gobierno que se expresa en ministerios, gobernaciones y alcaldías, por decir algunos.

Defender sólo el “medio” nos pone a las puertas de una peligrosa derrota estratégica, esa reducción pone en riesgo el sujeto popular revolucionario construido en estos años, el acumulado político, incluso en el escenario de mantener el gobierno, que se asumirá por algunos factores de poder como el único espacio fundamental para el sostenimiento de la Revolución.

Por ello debemos continuar asumiendo de forma persistente la tarea fundamental de construir y articular el sujeto chavista que asume desde cualquier espacio la lucha por la construcción de futuro, haciendo un énfasis en aquellxs que impulsan la economía comunal, la socialista, desde las comunas, el control obrerx y campesinx de la producción o cualquier expresión organizativa que asuma sus principios.

Además debemos interpelar, combatir y denunciar a la burocracia, a la corrupción, a las incoherencias, a aquellos que creen en la centralidad del capital y sus empresarios, a quienes ponen trabas al sujeto popular y le entregan cheque en blanco al enemigo, a quienes atacan al campesinado y restituyen injusticias (disfrazándolo como derecho) al latifundista, a posturas que atentan contra la democracia revolucionaria (la participativa y protagónica desde el pueblo), en esas disputas nos plantamos en la defensa de la Revolución Bolivariana, teniendo claro que sólo en este gobierno tiene la fuerza necesaria el reclamo por la construcción del socialismo.

No le hace juego al enemigo el que construye el proyecto Bolivariano y da las luchas necesarias para su avance, sin duda es contrarrevolucionario quien en este momento adverso frena sus posibilidades de desarrollo bajo la excusa que no es el momento adecuado.

Allí nuestra defensa irrevocable, en todo escenario, a la Revolución Bolivariana y su Gobierno, encabezado por el camarada Nicolás Maduro. Es la lucha por el horizonte socialista, en esa nos encontrara el enemigo, dispuesto a todo combate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s