Por el impulso de la Cultura Comunal del Trabajo: Identificación de nuevas prácticas económicas

La guerra económica que sufrimos será derrotada de forma definitiva si cambiamos el rentismo por la producción propia, la que se genera desde nuestros esfuerzos, sumando, además otra condición innegociable: se produce de forma coherente con los principios del socialismo. Así que venceremos construyendo el socialismo o seremos derrotados de todas formas.

Esa tarea pone a la Comuna en la posibilidad de hacer una contribución enorme en estos complejos momentos: ella es un espacio, un territorio, con capacidad de articular a un número importante de productores y consumidores, quienes asumen la tarea de manera colectiva y bajo los principios orgánicos del autogobierno popular. ¿Cómo lo ha hecho? Activando la estructura financiera Comunal, las vocerías de economía, contraloría, por nombrar algunas, mediante las Empresas de Propiedad Social Directa Comunal, las transferencias de activos para la producción (entre otros, las tierras ociosas que estén en su ámbito para convertirlas en propiedad social y gestionarlas de manera colectiva), entre otros.

En fin, es un espacio que permite triunfar haciendo el socialismo, por eso el énfasis que el Presidente Maduro ha puesto con los Planes de Siembras Comunales. Podemos decir con orgullo que hoy por hoy más de 180 Comunas están sembrando 67 mil hectáreas, diversos rubros que estarán disponibles para satisfacer las necesidades del Pueblo venezolano. El desarrollo del Plan de Siembra bajo la premisa chavista de darle poder al Pueblo, puede ser el inicio de la transformación real de la capacidad productiva de la revolución, convirtiéndose en un primer ejercicio de democracia en lo económico, la Comuna a través de sus instancias planifica y coordina la producción por vía de pequeños productores, de producción colectiva, de Empresas de Propiedad Social Comunal y de Unidades de Producción Familiar.

Avance en la producción primaria, capacidad de procesamiento agroindustrial de algunos rubros (si se procesara el maíz y el arroz sembrado en Comunas se podría abastecer la necesidad nacional de un mes de harina precocida y una semana de lo segundo, todo un logro si partimos del hecho que fue éste el primer modesto ensayo, en el próximo ciclo se podría hacer mucho más), distribución en Mercados Comunales bajo planificación del consumo de las comunidades, con marca colectiva y denominación de origen de la Comuna, movilización de parte de los productos elaborados por las Empresas Gran Comunales de Producción y Distribución. Son avances en la construcción del Sistema Económico Comunal bajo control social del autogobierno popular que deben ser impulsados por todos y todas.

En la actualidad, con la gestión coherente de los Planes de Siembra Comunal y concretando los circuitos productivos integrales, podemos tener capacidad real para influir en la economía nacional, siendo un ejército a disposición para el combate de la guerra que no debemos perder.

El avance de esta tarea estratégica exige una tremenda batalla contra el enemigo de la revolución y los intereses creados internamente que frenan la consolidación de este modelo, debemos además sumar una tarea propia: desarrollar las claves que identifican a la Cultura Comunal del Trabajo, generar procedimientos, visualizar aquello que permite ser superador de lo heredado, cruzarlo entre las experiencias, intercambiarlo, reinventarlo, hacerlo acervo de la Revolución Bolivariana para las revoluciones del mundo.

Para ello, necesario es Inventariar las Prácticas Económicas de lo Nuevo, buscarlas en los espacios donde se están creando, analizando las diferentes etapas del proceso productivo y su relación con el autogobierno territorial, con dichos insumos Construir Modelos de Gestión Comunal, reconociendo los principios generales pero también procedimientos específicos, según los procesos o línea de producción.

Esto nos lleva a la Identificación de Territorios para el Impulso de la Economía Comunal, aquellos que describen una vocación productiva de hecho, asociada a las características históricas, naturales y organizativas, donde seguramente los tejidos orgánicos previos encontraron en la Comuna la mejor forma de constituirse. En esos espacios se asumieron naturalmente la propuesta y son aquellos donde se vienen generando la Agregación de Instancias Políticas para el Desarrollo Económico, cualidad que también debe ser inventariada.

Es fundamental Construir el Entramado de Relaciones para el Impulso del Sistema Económico Comunal más que en experiencias puntuales, que por muy “exitosas” que sean, llegarán naturalmente a una crisis si no son parte de un movimiento Comunal que se piense para la disputa del poder, que apuntale la irreversibilidad de la Revolución Bolivariana.

La potencia presente en las Comuna exige, además, empezar a Construir un Modelo de Medición Propio del Desarrollo Comunal, porque los referentes existentes son sobre la base de la reproducción de capital. Construyendo indicadores que permitan mostrar el modelo de desarrollo que apunta a la producción y reproducción de la vida, permitiendo por ejemplo mirar el aporte del trabajo del cuidado que suele estar en manos de las mujeres pero es invisibilizado, puede mirar procesos como la reproducción de semillas, cuidado de cuencas, la construcción y recuperación con trabajo voluntario de medios que faciliten el encuentro Comunal, la reinversión de excedentes en beneficio social, la distribución de la renta en el territorio Comunal en forma de salarios públicos, becas, financiamiento a escuelas, salud, deporte, cultura, proyectos productivos, infraestructura, etc.

Para el Desarrollo de la línea de trabajo La Cultura Comunal del Trabajo, planteamos entonces: Inventariar las Prácticas Económicas de lo Nuevo, Construir Modelos de Gestión Comunal, Identificación de Territorios para el Impulso de la Economía Comunal, Inventariar la Agregación de Instancias Políticas para el Desarrollo Económico, Contribuir con la Construcción del Entramado de Relaciones para el Impulso del Sistema Económico Comunal y Construir un Modelo de Medición Propio del Desarrollo Comunal.

Por el Socialismo: ¡Comuna o nada!

¡Chávez vive!

Anuncios

4 comentarios en “Por el impulso de la Cultura Comunal del Trabajo: Identificación de nuevas prácticas económicas

  1. Muy bueno! Todo esto debería ir siempre de la mano con modelos de producción agroecológicas o al menos en transición a la misma, ya que si desde comienzo se plantean modelos productivos con demasiada utilización de insumos externos a los propios sistemas, los límites productivos (y por lo tanto económicos) saltarán rápidamente a la luz, haciéndonos nuevamente dependientes… a la merced de quienes tienen el poder sobre insumos.
    Saludos camarada! Comuna o nada!!

    Me gusta

  2. Nuevas relaciones de producción Nueva superestructura económica, ello tiene raíces profundas en la comuna, pero ojo se debe tener claro que el capitalismo en Venezuela nos lleva la delantera desde la banca, y algunas leyes incluyendo artículos de la CRBV, los medios de comunicación una hegemonía mundial y 500 años de perfeccionamiento de un sistema colonizador de mentes. Para avanzar se debe eliminar la propiedad privada de los medios de producción y crear nuevas formas de propiedad, como la familiar, social, nacional, y otras, pero desde la CRBV, hagamos una revolución verdadera o estaremos liquidados y no solo eso seriamos los liquidadores.

    Me gusta

  3. Compas tenemos la ley de economía comunal y un vice ministerio de economía comunal que nos permite organizarnos en cuatro formas de producción como son las O.S.P: a) E.P.S.D.C; E.P.S.I.C; U.P.F. y los Grupos de Intercambios Solidarios, esto es una realidad ah lo que hace falta es que el poder constituido le haga seguimiento a los productores , productoras, prosumidores y prosumidoras antes , durante y después solo así tendremos asegurada la producción alimentaria, el derecho a la salud asociado al desarrollo de un sistema publico de salud, el derecho a la seguridad social, el derecho al trabajo como actividad productiva que nos garantice una vida digna para un buen vivir.
    PROF. Ibarra R, Juan
    Comuna Agroecologica Valle de Tucutunemo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s